sábado, 16 de septiembre de 2017

¿PERDONAR? ¡SÍ! PERO ¿CUÁNTO?

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Resultado de imagen de Señor, Cuántas veces tengo que perdonar

¿PERDONAR? ¡SÍ! PERO ¿CUÁNTO?
Por Javier Leoz
El domingo pasado nos quedábamos en una comunidad de hermanos que se aman, se necesitan y se perdonan. Y, como siempre, todo tiene un límite: la paciencia cuando se resquebraja, las personas cuando nos desbordamos, el vaso que rebosa de agua, el río que se sale de madre, el sol cuando calienta abundantemente y… el perdón cuando nos parece un lujo.

1.- Todos hemos tenido la experiencia de haber ofrecido el perdón y, a la vez, habernos quedarnos con una sensación de fracaso. Parece como si, aquel que perdona y olvida, es el que da su brazo a torcer. Pero Jesús, aun siendo Dios, nos enseña que la grandeza del hombre está en su capacidad perdonadora. El truco, o mejor dicho, el secreto, está en cerrar en más de una ocasión los ojos y, abrir con todas las consecuencias, el corazón. El amar sin límites de San Pablo, se complementa con el perdonar sin límites del evangelio de este domingo.

2.- Muchas veces solemos decir aquello de “perdono pero no olvido”. El perdón se hace más real y más puro cuando se desea para el otro todo lo mejor. El perdón, además de desatarnos de nuestros propios dioses, nos hace comprender, vivir, gustar y entender el gran amor que Dios siente por cada uno de nosotros. ¿Perdonas? Estás cerca de Dios. ¿No perdonas? Tu corazón no está totalmente ocupado por Dios.

El “sin límites” puede suponer en nuestra vida cristiana un imposible y un buscar justificaciones. A veces corremos el riesgo de creer, que Dios, entra en ese juego que nosotros mismos nos montamos. Como si se tratara de un partido de futbol donde, los hinchas de uno o de otro, pretenden que Dios les ayude frente al contrario.

3.- En este domingo, Jesús, nos propone a las claras que nos dejemos de evasivas y que practiquemos aquello que emana del corazón de Dios por los cuatro costados: yo os perdono… haced también vosotros lo mismo.

Si muchas heridas permanecen abiertas y sangrando (en nuestras familias, sociedad, iglesia, comunidades, parroquias, política, etc.,) es en parte por la pobreza de nuestra fe. Por la falta de comunión con Dios. Por mirarnos demasiado a nosotros mismos y también cuando dejamos tirados en la cuneta a muchas personas que han hecho tanto por nosotros.

Cuando se vive íntimamente unido a Él, no hay obstáculo insalvable ni ofensa gigantesca. Es como aquel peregrino que, deseando llegar hasta el final de su trayecto, se dedicaba constantemente a mirar a su izquierda y a su derecha perdiendo ritmo, fuerzas e ilusión. Un compañero se le acercó y le dijo: si miras al horizonte te irá mucho mejor y llegarás antes.

Con el perdón ocurre algo parecido. Mirando a Dios, vemos a los que nos rodean con ojos de hermanos. Olvidando a Dios, surge un cierto aire de insatisfacción de todo y de todos. No podemos ir en solitario. Apostar por la Iglesia, por la comunidad, por la parroquia, por ser cristiano…..nos exige y nos empuja a entrar por debajo del dintel del perdón. ¿Que muchas veces es imposible? ¡No si miramos a Dios! ¡Ay… si nos miramos a nosotros mismos!



¡CUÁNTO CUESTA, SEÑOR!


4.- ¡CUÁNTO CUESTA, SEÑOR!
Ofrecer el perdón, cuando en  recompensa,
se recibe el silencio o la mofa
Sentirse cristiano y, mirarse a uno  mismo,
comprobando que la misericordia
la derramo con cuenta gotas;
a quien quiero, a quien más quiero
y cuando yo quiero.

¡CUÁNTO  CUESTA, SEÑOR!

Qué difícil es perdonar y cuánto  cuesta, Señor
sabiendo que, mi corazón,
no es tan grande como el tuyo:
siempre dispuesto a comenzar de  nuevo.

¡CUÁNTO  CUESTA, SEÑOR!

Ser siervo del perdón y no del  orgullo
Arrodillarme ante el que me injuria
o cerrar los ojos ante el que me  denigra
Decir “lo intentaré de nuevo” a  pesar de la traición
o disculpar los golpes recibidos.

¡CUÁNTO  CUESTA, SEÑOR!

Abrazar tu evangelio sabiendo que,  el perdón,
sin límites y sin farsa, sin miedos  ni fronteras
es el resumen de tu paso entre  nosotros
de tu vida en medio de la nuestra
tu palabra que se hace car
más allá de teorías y de discursos

 ¡CUÁNTO  CUESTA, SEÑOR!

Vivir sin sentirse perdonado
y, vivir, con la conciencia de no  haber disculpado
Romper con las historias pasadas
para caminar de nuevo
e iniciar un rumbo distinto
sin pensar en vencedores ni  derrotado.

¡CUÁNTO  CUESTA, SEÑOR!

Ser generoso ofreciendo semillas de  reconciliación
Decir “lo siento” o “te perdono”
Recordar que, para entrar en el cielo,
la llave que mueve su puerta
es precisamente esa: perdonar  siempre
Dime, Señor, cómo hacerl

Por Javier Leoz

Resultado de imagen de Señor, Cuántas veces tengo que perdonar




sábado, 19 de agosto de 2017

Cuando nadie te defiende en tu Parlamento

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

Me creo en el derecho y el deber de poner este artículo de Actuall el Brief.  como aviso a navegantes, para que no nos encontremos con los brazos cruzados, esperando el momento de esta barbarie contra los derechos fundamentales de la familia y la libertad ciudadana.
Franja 

¿Qué ocurre cuando la práctica totalidad del arco parlamentario elabora leyes manifiestamente injustas?


La historia de la semana: Cuando nadie te defiende en el Parlamento
Alfonso Basallo | Actuall
Actuall - actuall.com


Como sabrás, los Parlamentos surgen en la Europa medieval para controlar a unos reyes manirrotos. Los representantes de los condados y las ciudades se reunían para fiscalizar las cuentas del Reino y defender sus intereses frente a los soberanos.
A los españoles nos cabe el honor de ser pioneros en esto del parlamentarismo, con las Cortes de León, en 1118, bajo el reinado de Alfonso IX.

La corona leonesa necesitaba ingresos y optó por imponer más cargas fiscales -nihil novum sub sole, Montoro-. Y los representantes de las ciudades -es decir los contribuyentes- exigieron contrapartidas y la facultad de regular los gastos del monarca. Y fue entonces cuando el rey Alfonso convocó la llamada Curia Regia, a la que por primera vez se incorporan los representantes de las ciudades, con voz y voto.

En este sentido, los Parlamentos son el contrapeso frente a las arbitrariedades del poder. ¿Pero qué pasa cuando nuestros teóricos defensores aprueban iniciativas anti-democráticas o que van en contra del interés general? ¿Qué ocurre cuando la práctica totalidad del arco parlamentario elabora leyes manifiestamente injustas?

Houston, tenemos un problema. Como el que nos espera a la vuelta de vacaciones, cuando el Congreso aborde cuatro proyectos que se dan de bofetadas con la democracia y el bien común.

Se trata del proyecto de eutanasia; el de la ley de vientres de alquiler; la ley mordaza LGTB impulsada por Podemos; y las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Las cuatro iniciativas se enmascaran en el buenismo, con diferentes excusas.

La eutanasia, con el pretexto de evitar el encarnizamiento y respetar la voluntad del paciente; los vientres de alquiler bajo el disfraz del altruismo; la ley LGTB enarbolando la lucha contra la discriminación a gays, lesbianas y trans;  y el Pacto contra la Violencia de Género con la “sana intención” de reducir las agresiones contra la mujer.

Pero, como te explica Nicolás de Cárdenas en el reportaje que te adelanto como suscriptor de Actuall, https://www.actuall.com/criterio/democracia/las-4-amenazas-que-se-ciernen-sobre-la-familia-y-la-vida-a-la-vuelta-de-vacaciones/ los remedios son peores que la enfermedad.

Los cuatro proyectos son otras tantas amenazas contra la familia, la vida y la libertad; y los cuatro sin excepción vulneran derechos fundamentales consagrados en la Constitución, e incluso la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La eutanasia atenta contra el derecho a la vida; 

los vientres de alquiler atacan la dignidad inviolable de la persona al convertir a la mujer en mercancía y al reducir al niño a objeto de compra-venta; 

el Pacto de Estado contra la Violencia de Género perpetua una mentira: que la violencia tiene género; criminaliza al varón por el mero hecho de serlo y alimenta la industria de las denuncias falsas con un generoso presupuesto que estará controlado por entidades tan opacas como comunidades autónomas y ayuntamientos y tan poco fiables como los partidos políticos.

Y la ley mordaza LGTB mina tres cimientos básicos del Estado de derecho: 

la igualdad de todos ante la ley -al privilegiar a un colectivo minoritario-; la presunción de inocencia -al convertirnos a todos en homófobos mientras no demostremos lo contrario-; 

y la libertad de expresión -al repescar la censura y los delitos de opinión en la tradición de los marxismos y fascismos, lo que entronca por cierto con el ADN ideológico de un personaje como Pablo Iglesias, discípulo aventajado de Fidel Castro y Nicolás Maduro-.

Hace décadas que no se veían amenazas tan serias para la democracia y la libertad como estos cuatro proyectos.

Y lo más inquietante de todo es que no hay -salvo error u omisión- ni una sola voz discrepante en el Parlamento que vele por los intereses generales. Ni siquiera un Partido Popular, marcado por la indefinición ideológica y el seguidismo frente a la ingeniería social de la izquierda.
Y tampoco hay demasiados medios de comunicación que alerten de estos peligros. 
Actuall es una de esas contadísimas excepciones. 

Es nuestro deber y aquí nos tienes peleando por la libertad. A tu lado.

Muchas gracias por seguirnos.  Sigue nuestras actualizaciones a lo largo del día en Twitter. Hazte fan de Actuall en Facebook.


sábado, 5 de agosto de 2017

¿Occidente cambia la iglesia por las redes sociales?

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

La historia de la semana: ¿Occidente cambia la iglesia por las redes sociales?

Alfonso Basallo | Actuall

Recientemente publicábamos en Actuall que cuatro de cada diez personas de todo el mundo se consideran no religiosas: lo que abarca a indiferentes y ateas. Y no sólo en países de larga tradición antirreligiosa y totalitaria como China o República Checa, sino también en países donde existe libertad de credo como Reino Unido.

Facebook, la nueva religión

Lo pintoresco del caso es que, en Occidente,  la gente ha dejado de ir a misa o de bautizar a sus hijos pero tiene una fe ciega en el horóscopo -y no sale de casa sin consultar lo que puede depararle su signo en materia de salud, trabajo y amor, igual que antes no salía del portal sin hacer la señal de la cruz-.

Y gente hecha y derecha, con su master y sus tres idiomas, asegura creer en la reencarnación (¿?) y esa fe entre comillas le lleva a cambiar su vida -o al menos de hábitos alimenticios, y en su menú no entra la ternera y el rabo de toro, sino el rábano cocido y la verdurita sin sal-.

Por no hablar de quienes le rezan a un billete de lotería, con los párpados bien cerrados, con la misma fe con la que sus abuelas se dirigían al cuadro de María Auxiliadora.

Eso la gente madura, los nacidos en los años 60, 70 y 80 de la centuria pasada. Pero ¿y la generación del cambio de siglo? ¿son ateos o más bien tiene una fe cibernética?

Las cifras de crecimiento de la mayor red social (Facebook con 1.860 millones de usuarios) y el nivel de las adicciones al móvil y a la tablet sugieren que buena parte de la juventud de Occidente ha dado con un sucedáneo de creencia con algunas de las características de la religión: capacidad de crear inmensas comunidades por encima de raza, lengua, ideología; sentido de pertenencia a esa comunidad; carácter universal; e incluso cierta ilusión de propiedades taumatúrgicas -por la inmediatez para resolver determinados problemas-.

Lo acaba de decir Mark Zuckerberg, fundador de esa red social, al señalar que la misión de Facebook es similar a la de una iglesia: generar un espacio de unión entre los fieles y proyectar su deseo de un mundo mejor hacia el resto de la sociedad

¿Es eso posible, más allá de la ‘boutade’ marketiniana de quien lo único que pretende es colocar su producto en el mercado? ¿Son los jóvenes ‘feisbuqueros’ o ‘instagrameros’ los fieles de una nueva fe o mejor dicho sucedáneo de fe?

Pablo González de Castejón ha entrevistado a varios especialistas del campo de la sociología, la comunicación o las propias redes y expone sus reflexiones en este reportaje que te adelanto como suscriptor de Actuall



Hay opiniones de todos los gustos desde quienes sí que ven analogías con el cristianismo, como el gurú de internet, Mario Tascón, pionero del periodismo digital español (en El Mundo y El País), hasta un ciber-escéptico como Fernando Sánchez Dragó que fustiga el carácter atomizador y generador de discordia de las redes sociales.

Para nosotros, las redes sociales son -como todo- un arma de doble filo, con fabulosas potencialidades en el mundo de la comunicación, muchas de ellas beneficiosas para la sociedad. Pero con sus riesgos, algunos harto evidentes.

Respecto al reemplazamiento del cristianismo por “religiones sustitutas”… quien mejor lo ha sabido formular es el gran ensayista George Steiner.  Él se refiere, sobre todo al marxismo y al psicoanálisis de Freud, que con su pretensión de totalidad -de querer explicar el sentido de la vida-, han llenado en los últimos dos siglos el vacío dejado en Occidente por la crisis del cristianismo.

El problema es que lo han llenado falsamente, trocando la fe sobrenatural en espejismos que lejos de traer el paraíso en la Tierra han traído infiernos.

Te recomiendo el ensayo de Steiner, de título elocuente Nostalgia del absoluto (133 páginas). Aunque sea un libro de la era de Gutenberg… lo puedes descargar de internet. No todo van a ser inconvenientes.

Muchas gracias por seguirnos.  Sigue nuestras actualizaciones a lo largo del día en Twitter. Hazte fan de Actuall en Facebook.

 Alfonso Basallo | Actuall












sábado, 22 de julio de 2017

DÍA 25 DE JULIO SANTIAGO APÓSTOL PATRÓN DE ESPAÑA Y DE GALICIA

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona

DÍA 25 DE JULIO
SANTIAGO APÓSTOL PATRÓN DE ESPAÑA
Y DE 
GALICIA 

SANTIAGO  APOSTOL – PATRÓN DE ESPAÑA
y de HISPANOAMÉRICA

Santiago es uno de los doce Apóstoles de Jesús; hijo de Zebedeo. El y su hermano Juan fueron llamados por Jesús mientras estaban arreglando sus redes de pescar en el lago Genesaret.
Recibieron de Cristo el nombre "Boanerges", significando hijos del trueno, por su impetuosidad.
En los evangelios se relata que Santiago tuvo que ver con el milagro de la hija de Jairo. Fue uno de los tres Apóstoles testigos de la Transfiguración y luego Jesús le invitó, también con Pedro y Juan, a compartir más de cerca Su oración en el Monte de los Olivos.
Los Hechos de los Apóstoles relatan que éstos se dispersaron por todo el mundo para llevar la Buena Nueva. Según una antigua tradición, Santiago el Mayor se fue a España. Primero a Galicia, donde estableció una comunidad cristiana, y luego a la ciudad romana de Cesar Augusto, hoy conocida como Zaragoza. La Leyenda Aurea de Jacobus de Voragine nos cuenta que las enseñanzas del Apóstol no fueron aceptadas y solo siete personas se convirtieron al Cristianismo. Estos eran conocidos como los "Siete Convertidos de Zaragoza". Las cosas cambiaron cuando la Virgen Santísima se apareció al Apóstol en esa ciudad, aparición conocida como la Virgen del Pilar. Desde entonces la intercesión de la Virgen hizo que se abrieran extraordinariamente los corazones a la evangelización de España.
En los Hechos de los Apóstoles descubrimos fue el primer apóstol martirizado. Murió asesinado por el rey Herodes Agripa I, el 25 de marzo de 41 AD (día en que la liturgia actual celebra La Anunciación). Según una leyenda, su acusador se arrepintió antes que mataran a Santiago por lo que  también  fue  decapitado. Santiago  es  conocido  como  "el Mayor",  distinguiéndolo  del  otro Apóstol, Santiago el menor.

La tradición también relata que los discípulos de Santiago recogieron su cuerpo y lo trasladaron a Galicia (extremo norte-oeste de España). Su restos mortales están en la basílica edificada en su honor en Santiago de Compostela. En España, Santiago es el más conocido y querido de todos los santos.



La peregrinación a Santiago 

en la Edad Media


La fe y la espiritualidad medievales constituyen la explicación de uno de los fenómenos más extendidos en el viejo continente:  las peregrinaciones. La peregrinación jacobea, en su origen, tiene hondas raíces religiosas y no puede entenderse fuera de ese contexto espiritual del medievo. La tradición del Camino de Santiago, arrancó en la Alta Edad Media (s. IX-XIII) pero aún en nuestra sociedad occidental del consumo y el bienestar, llena con fuerza, un hueco espiritual importante.

Sepulcro del Apóstol Santiago en Compostela

En el contexto actual, se hace difícil reflexionar acerca de los motivos que iniciaron las peregrinaciones jacobeas y sobre los factores que ayudaron a su consolidación. Cuesta imaginar las dificultades que presentaba la ruta para el peregrino medieval o los servicios que éste hallaba a lo largo del camino, e incluso es difícil pensar en las motivaciones que podían llevarle a iniciar un viaje tan incierto y complicado. 


El Camino de Santiago en la Edad Media
 El Camino de Santiago ha significado en la historia europea uno de los primeros elementos vertebradores del viejo continente. El hallazgo del sepulcro del primer apóstol mártir en el siglo IX supuso encontrar un punto de referencia que contribuyó a la consolidación de los territorios conquistados por las emergentes monarquías cristianas, además de abrir diferentes vías de conexión con la Europa cristiana y con el mundo musulmán de Al-Andalus.

La ruta jacobea históricamente representa una  importancia económica, cultural, artística, urbanística, articuladora del territorio, y otros muchos aspectos.


El mundo medieval
Hacia el año 776, un monje de Liébana, Beato, extraordinariamente importante en la vida del reino astur, redactaba unos Comentarios al Apocalipsis de san Juan, uno de los libros más leídos, copiados y difundidos de la Alta Edad Media europea, del que se poseen bastantes ejemplares fechados entre los siglos X y XIII. En él se afirma, recogiendo la tradición contenida en el Breviarium apostolorum, la predicación de Santiago en España, noticia por entonces difundida por toda la Cristiandad y, de hecho, recogida en diversos códices, desde el Sinaí y Africa a las Galias y Germania.

El juego de la Oca. Del Camino de Santiago.

Tras la caída de Roma, una Europa occidental fragmentada recuperó poco a poco la unidad a través del cristianismo. La nueva creencia promovió la idea del homo viator, un hombre que viajaba incansablemente en busca del Paraíso y la vida eterna. Su cosmovisión diferenciaba un mundo conocido, el existente alrededor del Mediterráneo, de otro misterioso lleno de monstruos y seres extraños. El viajero que se aventuraba en esas tierras lejanas, con nombres de reinos bíblicos, nunca volvía. Un océano exterior rodeaba los tres continentes. La búsqueda de la salvación eterna y de nuevos mercados más allá de las tierras conocidas contribuyó a dibujar, con el paso del tiempo, el mapa del mundo que hoy conocemos.

Santiago de Compostela  se convierte en  centro de peregrinación cristiana con los cambios que se estaban produciendo en la Península.


Sobre el origen del camino
El origen del Camino de Santiago es difícil de precisar, unas veces por el carácter legendario de los relatos, otras por las incertidumbres de los cronistas de la época. Sin embargo, la historia del descubrimiento de la tumba fue rápidamente divulgada y aceptada por la sociedad de la Alta Edad Media.

Decapitación de Santiago el Apóstol

En este ámbito se presenta una revisión de los hechos, mitad históricos, mitad legendarios, que condujeron al establecimiento de Santiago de Compostela como lugar de peregrinación. Entre estos hechos se destacan tres momentos importantes: la muerte y decapitación del apóstol en Judea, donde había regresado tras predicar en tierras hispanas; el posterior robo y traslado de su cuerpo (translatio) de Palestina a Galicia en una barca de piedra; y el descubrimiento del sepulcro (inventio) por el eremita Pelayo y el obispo de Iria Flavia Teodomiro.

 La construcción del camino

Entre los siglos IX y XIII, antes de convertirse en una ruta exclusivamente religiosa, el camino servía también para intereses políticos. Los nuevos reinos cristianos vieron en el descubrimiento de la tumba de Santiago y la peregrinación una forma de consolidar los territorios reconquistados, a la vez que aseguraban su hegemonía con la unión del poder civil y el religioso.


En este ámbito,  los personajes que contribuyeron decisivamente a consolidar la ruta jacobea,  van desde Alfonso II, artífice de las primeras peregrinaciones, hasta los Reyes Católicos, cuyo reinado coincidió con el fin del esplendor del camino. Asimismo, se habla de la consolidación de la devoción al apóstol a través de las distintas imágenes que existen de Santiago: Santiago magister, sedente y majestuoso; Santiago peregrino, con sus atributos ?sombrero, bordón y morral; y Santiago caballero, armado sobre un caballo blanco. Existían diferentes  tipos de peregrino, segun sus lugares de procedencia y los objetos más característicos que llevaban con ellos, como el morral, el bordón o la vieira.

peregrinos de medioevo

Un camino de vida
El camino fue en la Edad Media una vía densamente transitada. Generó una gran diversidad de actividades e intercambios. Todo este movimiento provocó que las poblaciones por las que pasaba el camino se convirtieran en mercados de mayor o menor importancia, donde los productos locales se intercambiaban por aquellos que venían de otras tierras.

Credencial y Caminos de Santiago

Para el éxito del Camino de Santiago no bastaba con la protección ideológica y política, hacía falta también un esfuerzo a la hora de dotarlo de las infraestructuras necesarias. La peregrinación a Santiago impulsó de forma espontánea y sin planificación la construcción de una importante red de caminos, que rápidamente fue modificada y adaptada, configurando un sistema de vías rápidas y seguras, equipadas con sus correspondientes servicios (hospitales, posadas, etc.) y también con sus peajes, pasos fronterizos y centros de control.

La catedral románica

Sin negar la relevancia de muchos de los monumentos que se encuentran en el Camino de Santiago, la catedral compostelana merece un capítulo aparte. Estrechamente vinculada al arte del camino francés por su decoración escultórica y su arquitectura, constituye el máximo exponente de lo que ha sido definido como iglesia de peregrinación.

La percepción de la catedral medieval por parte del peregrino se producía desde un monte situado en las afueras, donde por primera vez se divisaba el lugar sagrado que se iba a visitar. Este montes gaudii significaba un punto de inflexión en la ruta, ya que desde allí los peregrinos que la recorrían a caballo continuaban a pie y, en algunos casos, incluso descalzos.

http://webcatolicodejavier.org/santiago.htm





FOTOS DE LA CATEDRAL Y DEL BOTAFUMEIRO




















  


Fotos de Santiago de Compostela para el 25 de julio

domingo, 16 de julio de 2017

Seis mensajes equivocados que le puedes dar a tus hijos

Blog católico de Javier Olivares-baionés jubilado-Baiona


¿Qué le estamos transmitiendo a nuestros hijos? 

Seis mensajes equivocados que le das a tus hijos cada vez que faltas a misa los domingos

Por Misioneros Digitales Católicos MDC


¿Qué le estamos transmitiendo a nuestros hijos cuando llega un domingo, ¡aunque solo sea algunos domingos al año!,
Un padre no necesita mucho tiempo para darse cuenta de que nuestros hijos absorben todo lo que hacemos y decimos. Recuerdo la primera vez que escuché a mi pequeña de dos años soltar un largo suspiro y decir: “¡Oh, Dios mío! ¡No puedo más!”. Su tono y su expresión eran exactamente las mías.

Recientemente acudí a un bautizo en el que el sacerdote recordó a los presentes que sería a través de sus acciones como los niños que iban a ser bautizados conocerían a Dios y cómo comportarse ante Él. Si el niño nos ve rezando, aprenderá que la oración es importante, pero si el niño no ve nunca en su vida comunicación alguna de la gente con Dios, aprenderá que la oración no es necesaria.

Hay seis cosas que los niños aprenden cuando te saltas la misa dominical.


1. Dios es importante, pero no tan importante.
Si Dios me encaja bien, magnífico, pero solo si me conviene. El fútbol, dormir o ...(pon aquí cualquier actividad)... son más importantes que hacer el esfuerzo de estar con Dios una hora a la semana.

2. Dios no quiere realmente decir lo que dice.
Sí, santificar las fiestas es un mandamiento de la Ley de Dios, pero... Dios no entiende lo atareado que estoy o cuántos hijos tengo o lo cansado que estoy, así que soy yo quien decide, según las circunstancias de mi vida, lo que Él quiere decir con ese mandamiento... y con todos los demás mandamientos. A nosotros nos corresponde seleccionar y elegir qué leyes de Dios queremos seguir.

3. La Iglesia no espera realmente de nosotros que aceptemos sus enseñanzas.
Sí, hay un mandamiento de la Iglesia de ir a misa los domingos, pero la Iglesia no comprende lo atareado que estoy o cuántos hijos tengo o lo cansado que estoy, así que soy yo quien decide, según las circunstancias de mi vida, lo que la Iglesia quiere decir realmente con ese precepto.

4. La misa va solo de mí y de lo que yo saco de ella.
Cuando vamos y venimos de misa según nuestro capricho, parecemos olvidar que ir a misa construye la comunidad eclesial. Tu parroquia puede necesitarte como lector, o para cantar en el coro, o para recoger la colecta. Ver a tu familia en la Iglesia podría ser justo la cosa que una persona anciana necesita para alegrar su solitario domingo. Hay muchas razones por las que somos una comunidad de fe y nos juntamos para rendir culto a Dios.

5. Cuando las cosas son difíciles o aburridas, no tengo que hacerlas.
Si no vamos a misa y le decimos a nuestros hijos que es porque la misa es “aburrida” o que “no sacamos nada de ella”, nuestros hijos aprenden que solo tenemos que hacer las cosas que son divertidas y emocionantes. Esto, sencillamente, no es verdad, ni en lo que concierne a la fe ni en lo que concierne a la vida diaria. La mayor parte de la gente no encuentra divertido ni emocionante pagar sus impuestos, pero aun así tenemos que hacerlo.

6. Dudamos de la Presencia Real de Jesucristo en la Eucaristía y de las gracias que recibimos comulgando.
Si crees realmente que Jesucristo está presente en la Eucaristía y que viene a nosotros cada domingo en misa, ¿qué te aparta de Él? ¿Por qué no querrías recibir las gracias que Él ha prometido por medio de este increíble regalo? Nuestro Catecismo nos enseña que “la Eucaristía es el corazón y la cumbre de la vida de la Iglesia, pues en ella Cristo asocia su Iglesia y todos sus miembros a su sacrificio de alabanza y acción de gracias ofrecido una vez por todas en la cruz a su Padre; por medio de este sacrificio derrama las gracias de la salvación sobre su Cuerpo, que es la Iglesia” (1407).


Queridos padres, sé y comprendo perfectamente lo difícil que es llevar a los niños a la iglesia. A menudo, cuando acaba la misa, me siento como si acabase de participar en un torneo de lucha. Por mucho que lo planifique y prepare, muchísimos días los niños son algo menos que angelicales.

Es una batalla. Pero es una batalla que vale la pena librar. No hay mejor lugar para llevar a nuestros hijos que a los pies de Jesús. No hay mejor lección que enseñarles que poner a Dios siempre en primer lugar, sea lo que sea lo que esté pasando en nuestra vida y lo difícil que resulte ir a misa.

Adivina: ¿qué pasará si esperas a llevar los niños a misa a que se comporten mejor o a que tu vida no esté tan ajetreada? Que eso no pasará.

Satanás siempre nos ofrecerá una excusa para que nos saltemos la celebración de la más elevada forma de oración que tenemos en la tierra, pero Dios siempre nos dará las gracias para responder con un “sí” cuando le pidamos que nos ayude.

Convierte la misa dominical en algo que tu familia haga invariablemente unida. Créeme, la bendiciones y gracias que recibirás por esta disciplina transformarán tu vida familiar de forma poderosa.

Fuente: Publicado originalmente en
www.religionenlibertad.com y en catholic-link.org

¡Que Dios te bendiga! 

 Ilustraciones buscadas por Franja en Internet.




Quizás también le interes


Contemplar el Evangelio de hoy - homilías católicas del Evangelio del día
Contemplar el Evangelio de hoy - Suscríbase